¿Por qué NO dedicarte a la investigación en España?

Siguiendo el hilo del resto de las entradas de este blog, mi primera idea para esta publicación fue clara: pues hablo de lo “bueno” de “esto” (sea lo que sea esto) a lo que me dedico y ya me iré soltando en las próximas. Pero no.

Hace tan sólo un par de días que recibí un correo en el que se me pedía que firmase una petición que se titulaba “Por un pacto por la Ciencia en España #nosquedamosatrás” de la plataforma Change.org que, sin entrar a fondo en ello, se trata de una plataforma donde se recogen firmas para peticiones ciudadanas. Esto me devolvió a la realidad.

No quería empezar así, pero puestos manos a la obra, no voy a parar. Que este texto no se entienda sólo como algo reivindicativo, que lo es, sino que ayude a comprender el país en el que vivimos en un aspecto tan lejano a muchos como es la investigación y la ciencia. En esta petición, lo único que se reclama es poner a España al nivel del resto de Europa en inversión o en políticas estables que garanticen un desarrollo sostenible y adecuado. Con esto se intenta evitar la llamada “fuga de cerebros”, pues somos una de las generaciones más preparadas, que están siendo “aprovechadas” por otros países para su desarrollo.

Otro de los temas que aquí se detalla es terminar con el llamado “enchufismo”. Aquí no me voy a meter, puesto que daría para muuuchas líneas y hay mucho tiempo por delante.

Y por si no lo había dejado claro antes, recuerdo que la ciencia es tan necesaria como la sanidad o la educación. La investigación no es un capricho que se tiene cuando hay dinero, como decía alguien de cuyo nombre no quiero acordarme. Es necesaria y, llegaría a decir, imprescindible. Como decía Severo Ochoa, que algo de esto entendía: “un país sin investigación es un país sin desarrollo”.

Son muchos los beneficios que reporta. A nivel económico, la biotecnología (mi campo) en España ya supone el 9% del PIB español, según ASEBIO (Asociación Española de Bioempresas) y creciendo. Pero hay muchos más que habrá que ir contando en multitud de campos (biosanitario, mediambiental, industria o tecnología).

Por ello, hay que defender la ciencia, no sólo si eres investigador, pues la ciencia no es algo ajeno a ti. Vive contigo y hace posibles cosas que hasta hace unos cuantos años, sólo eran imaginables. Por eso os pido que firméis la petición que se mencionaba anteriormente:

https://www.change.org/p/por-un-pacto-por-la-ciencia-en-espa%C3%B1a-nosquedamosatr%C3%A1s

Quiero terminar diciendo que dedicarse a la investigación no es sencillo, no sólo por la situación detallada con anterioridad, sino porque la ciencia no es agradecida. Son muchas horas  trabajando (muchas, muchas horas) y diseñando experimentos para buscar resultados que luego no aparecen. Es necesaria muchísima dedicación, ganas, trabajo en equipo y una visión amplia para poder dedicarte a esto. Y sobre todo, ambición por conocer un poquito más de lo que se sabe hasta el momento.

No puedo acabar sin recordar que hoy, 29 de febrero, es el día Mundial de las Enfermedades Raras. Raras, pero no invisibles. Están ahí, y la ciencia también trabaja para darles una solución.

Emilio M. Serrano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s